Una de las cosas que más me gusta de la impro es la sinergia

Una de las cosas que más me gusta de la impro es la sinergia
Photo by "My Life Through A Lens" on Unsplash

El trabajo en equipo siempre me ha gustado, no sé bien porqué, puede ser que siempre me encontré en falta de un par, de alguien con quién hacer equipo, como soy hija única, de niña solía jugar sola y cuando podía, buscaba gente para incluirme en sus juegos o invitarlos a los míos.

A nivel profesional, coordinando tareas de comunicaciones dentro y fuera de una empresa u organización, también prefería la comunicación interna. Me gusta este contacto con la gente, me gusta que se originen lazos afectivos entre un grupo de personas. Bueno, a mí me mola esto por amor al arte, pero a los directivos de las empresas les mola o les debería molar porque si en un equipo se siente camaradería y apoyo mutuo, este equipo rendiría mejor, tendría mejores resultados.

Y en la improvisación teatral también he encontrado esto que me gusta: un equipo, una intención de crear sinergias y complicidades para funcionar. Las personas necesitamos apoyo para desarrollarnos en cualquier ámbito. Este apoyo necesita trabajo, este trabajo es uno de los que se realizan entrenando en improvisación para el teatro.

Escucha a tu compañero

En la impro no se puede sacar a adelante una escena si no se escucha al compañero, y no se escucha al compañero si no se lo toma en cuenta, ergo, hay que tomar en cuenta al compañero, reconocerlo como miembro del equipo. El grupo de gente que se para en un escenario a improvisar es o debería ser un equipo, trabajar por un objetivo común, disminuyendo los egos y prestando sus recursos en pro de un fin bueno para todos los miembros. Lo que es bueno para el equipo es bueno para cada integrante de forma individual.

Yo que voy más allá, me atrevería a decir que la improvisación teatral entrenada con frecuencia nos hace mejores personas, me atrevo porque no se me ocurre que se entrene con asuidad y no se mejore la escucha. Defiendo el argumento de que la escucha nos acerca más como personas, que trabajar en equipo , colaborar es mucho mejor que competir, lo defiendo y los invito.

😊

¡Más escucha, más impro! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Up Next:

Tokio Blues nos hizo amar a Murakami

Tokio Blues nos hizo amar a Murakami