Caer en los monólogos y recaer en la comedia

Este camino comenzó cuando su mujer le regaló un curso de monólogos cómicos, el regalo consistía en un mes de clases para escribir un texto de standup, él postergó lo más que pudo el final, lo suficiente como para poder salir varias veces al escenario en Barcelona y alrededores.

Jose Higuera haciendo standup

El 15 de septiembre del 2017 entrevisté a mi amigo Jose Higuera para lo que en ese entonces llamaba “mi proyecto de procesos creativos”. Jose Antonio Higuera Gómez trabaja en el mundo de las finanzas y ha caída en la tentación de probar actividades creativas/artísticas, ha hecho monólogos cómicos e improvisación teatral y probablemente continúe este camino de la expresión 🙂

¿Y si tu mujer no te hubiera hecho ese regalo (curso de monólogos) tú hubieras tenido la iniciativa de inscribirte?

No tengo ni idea… han sido unos años de mi vida muy interesantes, me he divertido muchísimo, me he abierto mucho y como que yo mismo he conocido ese lado de mí que no conocía.

O sea, que Jose empezó a desinhibirse y le encantó la sensación por eso luego vinieron cursos de Imitación de voces, Clown e Improvisación teatral.

¿Cuáles eran tus expectativas al empezar?

Yo siempre tenía expectativas muy altas, o sea, yo me veía en un teatro con mi monólogo diciendo lo que yo quería decir…

“Últimamente no tengo ganas de escribir, de trabajar en comedia”

Cuando hicimos la entrevista, Jose ya había dejado de ir a clases, luego le hago una pregunta que no entiendo jajaja y responde:

Yo por un lado pienso que seguramente voy a volver, yo soy de los que piensa que te puedes llamar cómico sin haber actuado 100 veces, porque hay gente que tiene la comedia en la cabeza, hay gente que va caminando por la calle y ve algo, se le ocurre algo gracioso y tiene una idea y a mí me pasa todos los días. O sea, yo trabajo de financiero y yo voy a reuniones con altos directivos y se me ocurren cosas graciosas que decir, claro, es un entorno muy limitado para este tipo de cosas, pero se me ocurren en todo momento, todos los días se me ocurre algo.

Mucha creatividad

Una manera de manifestarlo era a través de eso… de los monólogos… siento que sí, que tarde o temprano recaes, vuelves, a lo mejor no en el mismo formato, a lo mejor en otra cosa, pero sí siento que a lo mejor puede ser culpa mía, no digo yo que sea siempre culpa de los demás pero también se puede ver que puede ser culpa mía, no pienso yo que siempre sea culpa del público, uno a este punto no ha llegado a trabajar lo suficiente como para conseguir el objetivo que yo quería … eso está clarísimo, no tengo la cantidad de trabajo ni el recorrido para cumplirlo, pero empiezas a ver el camino, a ver las cosas que hay y ves cosas que te van alejando y esperemos que hayan bastantes más que te hagan volver o seguir.

Llama recaída a volver a hacer lo que le gusta, a volver a caer en la tentación muajajajajaja 😈

“Yo soy de los que siempre he pensado que en este mundo hay mucho ego, mucha prepotencia y efectivamente la hay”.

¿Antes de monólogos qué experiencia tuviste con la creación?

Siempre estuve en un entorno donde se limitaba mucho la creatividad… sí estuve muy unido con el tema de la música porque mi papá es tenor y siempre fue mi lado más artístico.

“El humor es muy gracioso, muy bonito pero hay mucho trabajo detrás”

¿Cómo gestionabas las veces que subías al escenario y bajabas desmotivado?

Muy mal… cuando te bajas del escenario estás en un momento muy sensible, cualquier cosa te la vas a tomar muy a pecho, muy personal, entonces, tanto comentarios buenos como comentarios malos ese mismo día yo empecé a entender que te hacían daño. Entonces, cuando me bajaba y me sentía mal, simplemente trataba de que se acabe el día lo más rápido posible, o sea, me iba a mi casa, me dormía y al siguiente día trataba de pensar en lo que había pasado… el siguiente día creo que lo analizas mucho mejor.

¿Y ahora que te has engachado con la impro, qué esperas?

Espero lo que espero de todas estas herramientas, soltarme… la clave es esa, poder ser como tú eres, decir lo que piensas sin ningún tipo de filtro en el escenario, obviamente acompañado de la técnica.

En la impro todo es tan al momento que es muy difícil aplicarle un filtro tan rápido,  entonces, sale todo tan rápido, tan crudo que te ayuda a liberarte un poco y ese refuerzo positivo que te da la impro me parece muy necesario, el afirmar, el decir sí, siempre apoyar al compañero me parece muy necesario… tú dentro de un entorno que te dé un refuerzo positivo, te puedes soltar, puedes ser tú mismo… pero luego pasarlo al escenario es muy difícil.

¿Tienes alguna intuición de lo que puede venir después de la impro?

Yo creo que puede venir algo relacionado con la música… escribir algo que no sea comedia.

¿Qué pasaría si te desligaras de estos temas de arte que te están llenando?

Me tendría que buscar un hobby muy bueno.

¿Antes qué hacías?

Jugar fútbol, salir a comer con mis amigos… Ahora que tú descubres esto (cosas de arte) se te despierta un lado del cerebro y ese lado te pide alimento, yo creo que haría algo más que me permita seguir entrenando ese lado del cerebro.

“Hay un miedo a no poder vivir de lo que te gusta”

Para mí ahora mismo es más importante tener una estabilidad económica y una seguridad y algo que te aporte seguridad, cobrar a fin de mes, tener algo que te respalde en cualquier momento, yo creo que la comedia no me lo puede dar.

“Mi primer texto lo escribí la mayoría en el metro”

Al preguntarle sobre su método para escribir me contó que antes lo hacía cuando le daba ganas, luego comenzó a escribir con un amigo.

¿Cómo trabajas con otro compañero?

Llevamos una idea, empezamos con brainstorming, mindmaping los dos al mismo tiempo, ponemos cronómetro y escribimos.

¿De dónde salen los temas de tus monólogos?

Yo escribo de todo… hay un tema del que yo escribo mucho aunque nunca lo digo y es el de ser gordo, que los profesores me han dicho: “si no pesas más de 100 kg. no puedes hablar de que seas gordo” y lamentablemente es así porque la gente no te conoce. Entonces, hay temas que son tuyos, que escribes porque son temas que tú piensas, pero no los pruebas, yo nunca los he probado.

“La nota del móvil yo la veo primordial (para anotar ideas)”

Tal vez esta sea la primera #entrevistaimprovisada que hice sin tomar conciencia de que luego comenzaría el podcast. Si quieres escuchar la entrevista completa, dale al play.

Entrevista completa a jose Higuera (15092017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *